Get Adobe Flash player

La señal de los milagros… La glándula pineal (II)

Vino a la memoria la Película titulada “El hombre Bicentenario” cuando pensé en el siguiente artículo relacionado con la glándula pineal.

Recordareis que el mes pasado comencé a explicar la glándula, y confeccioné un artículo dividido en varias secciones.

El primero titulado: ¿Glándula pineal! ¿GPS de Dios, Ciencia y religión? ha cosechado un aluvión de visitas y comentarios, sobre todo la parte donde se da forma a una explicación científica del misticismo, donde se habla de los estados paralelos de conciencia, desdoblamientos astrales, sabiduría ampliada… Esos “Dones” que algunas personas poseen y que por fin se está demostrando científicamente.

Esta vez toca hablar sobre el segundo punto.

¿Es cierto que se pueden regenerar tejidos con una glándula pineal activada?

Mucho se ha hablado en la Biblia sobre “milagros”: Jesús curando a paralíticos; Ciegos; Leprosos…etc. “Ángeles” que han regenerado tejidos amputados (caso del cojo de Calandria 1637, Zaragoza-España) etc. 

Éste es otro tema “Tabú” o al menos, en depende que sectores, respira escepticismo, pero ¿y si el tiempo que avanza inexorablemente para todos, convierte los milagros de entonces en realidades científicas de hoy? ¿Deja por ello de ser un Milagro?

¡Veréis! el hombre Bicentenario está basado en un relato corto de Isaac Asimov “el padre de la robótica”. Protagonizada por Robín Williams y estrenada en el año 1999.

Narra la historia de un robot que trae un “defecto de fabrica” percibir y sentir emociones humanas y la capacidad de CREAR.

Junto con un inventor, financiará y creará “Prótesis de órganos para robot que también pueden usar los humanos”

Al llegar a este punto diréis ¿¡Vale! entonces de que va este Post, de robots, de películas, de milagros?

¡No!... de creación de órganos.

La Sociedad Alemana Max Planck aglutina a más de 80 Institutos y Centros de Investigación y es la galardonada con el Príncipe de Asturias para la Cooperación de este año 2013.

En uno de ellos, en el Instituto de Biología Celular Molecular y Genética de Dresde, los científicos se encuentran a tan solo un paso de averiguar… cual es el ingrediente para que una célula se regenere, cual es el estimulo apropiado hacia la Glándula Pineal.                                                       

Han conseguido descubrir un “interruptor” molecular. Un instrumento de encendido apagado (On/Off) conectada a la red neuronal que se encarga de dar paso a Regeneración sí, o Regeneración no dependiendo de la especie.

Hay un gusano, el de la especie “Schmidtea mediterránea” que es conocido por sus capacidades regenerativas “podemos reducir el gusano a 200 piezas y 200 nuevos gusanos se vuelven a regenerar a partir de cada pieza” explica el Doctor Jochen Rink líder del grupo de investigación MPI_CBG. 

Siguiendo está línea de investigación se descubrió que hay un señalizador llamado WNT, un “interruptor”, lo denomino yo, que transmite información a las células, de modo que si está activada se regeneran las partes del gusano del ejemplo anterior y si no están activadas no se regeneran.

Mis lectores recordarán la explicación que realiza el personaje principal Yaiza en mi novela “LO INESPERADO-THE UNEXPECTED” cuando habla de la Glándula Pineal y la capacitación que tiene este pequeño órgano.

“ —La glándula pineal es el almacén de la energía pura…Cuando la glándula Pineal da la orden de activación a las neuronas de algunas especies, estas pueden regenerar sus tejidos, como por ejemplo, lagartijas (la cola), Salamandra(cola, retina, patas) el pez cebra (parte del corazón),las esponjas…etc. .”

Yaiza.

Pero voy un pasito más adelante.

En la Universidad “Miguel Hernández” de Elche-Alicante (UMH) a partir de este señalizador, “interruptor” WNT se ha conseguido desarrollar una nueva técnica para regenerar las células dañadas en la retina, según se ha publicado en la revista científica “Cell Reports” siempre y cuando se ayuden de la célula madre hematopoyética.

¿Qué son las células madre hematopoyéticas? Me pregunté a continuación.

Son las células madre que se encuentran en la sangre del cordón umbilical del bebe = Hematopoyética. De ahí, que esté ahora tan de moda crio-conservarlas hasta que se consiga averiguar por ejemplo que también hay células madre o algo similar en el ADN de cada individuo.

Pero volvamos a la Universidad Miguel Hernández de Elche que tantas alegrías está dando en el campo de la ciencia.

De la mano del profesor Eduardo Fernández en estrecha colaboración con el Centro de Regulación Genómica de Barcelona (CRG) se ha conseguido activar la señalización WNT para regenerar la retina.

¿De qué forma?

Reprogramando las neuronas dañadas del ojo, en enfermedades degenerativas como: Cataratas, glaucoma, retinosis pigmentaria, degeneración macular, causantes muchas de ellas de cegueras intratables.

En resumen: se ha conseguido descubrir el interruptor de encendido apagado de la fase regeneración pero se necesitan más pruebas, un camino neuronal que conduzca a quién da la orden. ¿La glándula pineal, tal vez?, y me pregunto yo: ¿esto no es un milagro?

Cuando vi la película que he comentado antes, el “El hombre Bicentenario” muchos críticos de cine dijeron de ella que era totalmente ciencia ficción e imposible que algo así ocurriera.

Que  necios somos al pensar que porque Tú, Yo o algunos de Nosotros no podemos conseguirlo, nadie puede lograrlo.

Mi más sincera felicitación a aquellos científicos, médicos, novelistas, cineastas, guionistas…futurólogos en general que sí creen en el  “YES WE CAN”

“Soplos frescos hacia otras realidades” Yaiza

El siguiente y último artículo, sobre la glándula Pineal hablaré sobre las veces que distintas civilizaciones y estamentos de “esos que dirigen nuestro mundo” nos han mostrado la glándula pineal.