Get Adobe Flash player

Realidad y leyenda de María Magdalena

A estas alturas de la vida, pienso y recuerdo mi niñez y me doy cuenta de que desde pequeños siempre nos han engañado e intentado manipular de una forma u otra.
Me estoy refiriendo a la Iglesia Católica y os daréis cuenta de ello al hablaros del personaje que siempre me a echo interesarme por el Catolicismo.
Hoy os presento a: María Magdalena.

Tendría 7 años la primera vez que oí hablar de ella, la Prostituta que fue salvada por Jesús, y claro esta, que con esa edad no dudábamos de la palabra de un Profesor ni del sacerdote que nos preparaba para tomar la primera comunión, y nos imaginábamos a María como una oveja descarriada.
Una mujer entre un grupo de hombres, que su protagonismo era el ser como la asistenta del grupo.
Que equivocados estábamos que creíamos todo a pies puntillas.

María Magdalena, es mencionada en el Nuevo Testamento canónico así  como en los Evangelios apócrifos como una distinguida discípula de Jesús de Nazaret y considerada santa por la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Ortodoxa y la Comunión Anglicana.
Representa una especial importancia para las corrientes gnósticas del cristianismo.
Su nombre hace referencia a su lugar de procedencia, Magdala, localidad situada en la costa occidental del lago de Tiberiades.
Según nos cuenta el Nuevo Testamento, vemos a una María Magdalena de una forma muy normal.
Por ejemplo en el Evangelio de Lucas dice que alojo y proveyó materialmente a Jesús y sus discípulos durante su predicación en Galilea.
También se dice que con anterioridad había sido curada por Jesús «Le acompañaban los doce y algunas mujeres que habían sido curadas de enfermedades y espíritus malignos: María, llamada Magdalena, de la cual habían salido siete demonios ».

En los Evangelios de Marcos, Mateo y Juan la sitúan presente durante la crucifixión de Jesús.
En compañía de otras mujeres, fue la primera testigo de la resurrección, según una tradición en la que concuerdan los cuatro evangelios.
Después comunico la noticia a Pedro y a los demás apóstoles y según relato que solo aparece en el Evangelio de Juan, fue testigo de una aparición de Jesús resucitado.

Aunque estos textos no la den más importancia, lo cierto es que leyendo entre líneas, se puede ver a alguien importante en la vida de Jesús, que a parte de acompañarle, estuvo presente en los momentos más importantes de su vida tanto en los últimos años como en la crucifixión o la resurrección.
Lastima que también, y sin nombrarla, María sea machacada en estos Evangelios:
La mujer adúltera a la que Jesús salva de la lapidación, en un episodio que sólo relata el Evangelio de Juan.
La mujer que unge con perfumes los pies de Jesús y los enjuaga con sus cabellos antes de su llegada a Jerusalén según los Evangelios sinópticos, cuyo nombre no se menciona. Según Marcos y Mateo, sin embargo, la unción tuvo lugar en Betania, «en casa de Simón el leproso», lo que ha llevado a identificar a esta mujer a su vez con María de Betania.
María de Betania, hermana de Lázaro, a la que se atribuye en el evangelio de Juan la iniciativa antes mencionado , y que aparece en otros conocidos pasajes del cuarto
Evangelio, como la resurrección de Lázaro. Se identifica también con la María del episodio de la disputa entre Marta y María.
La identidad de María Magdalena como María de Betania y «la mujer quien fue una pecadora» fue establecida en un sermón que el papa san Gregorio I dio en el año 591, en el cual dijo: «Ella, la cual Lucas llama la mujer pecadora, la cual José llama María [de Betania], nosotros creemos que es María, de quien siete demonios fueron expulsados, según Marcos».
Pero esta identidad se forjo antes, ya que León I Magno, pontífice entre el año  440 y el 461, y que con su intervención evito que Atila saqueara Roma, mostró ya una imagen de una Magdalena pecadora y penitente que no existe en los evangelios, pero que ha prevalecido hasta nuestros tiempos.

Como antes os comente, manipulados, por un grupo de gente que aun sabiendo que la historia que contaron no era real, prefirieron seguir con la mentira en vez de rectificar.
¿Habrá alguna mentira más que no nos hayan querido contar?

Pero volviendo a nuestro personaje, y su malintencionada fama.
No hace mucho, pude echar un ojo al Evangelio de Judas y de Tomas, dos de los llamados apócrifos, y lo que allí se cuenta, poco tiene que ver con lo que cuentan los cuatro Evangelios conocidos.
Para empezar, muestran a una María muy importante y poderosa para el Mesías, incluso la tratan de “compañera”, que en esos tiempos significaba lo mismo que en nuestros tiempos “esposa o mujer de”.
De hecho, en estos textos nos presentan a un Pedro muy distinto al que conocemos, debido a la envidia que tiene a María por el trato que esta recibe de Jesús.
El gran Leonardo Da Vinci, del que en breve hablaremos, nos dejo pistas de esta envidia en su famosa pintura de “La Ultima Cena” donde se puede apreciar a una María sentada junto a Jesús, y Pedro echando sus manos al cuello de la mujer.

María tuvo una enorme trascendencia para los antiguos movimientos heréticos y clandestinos de Europa. Sus lazos con la veneración de las vírgenes negras con los trovadores medievales y las catedrales góticas con los misterios que rodean al abbé Sauniére de Rennes-le-Chateau y el priorato de Sion, implican algo en ella que pareció siempre muy peligroso para la Iglesia. Se tejen muchas leyendas sobre esta enigmática y poderosa mujer pero una cosa queda clara, y es que María Magdalena fue la más importante de las discípulas de Jesús. Preguntando a distintas personas quien fue María Magdalena y que representa, las respuestas suelen ser muy interesante.
Debido a la manipulación durante tantos años por parte de la Iglesia la gran mayoría dirá que una prostituta pero después de eso en función de los puntos de vista del interlocutor seguramente escucharemos algún comentario sobre su relación intima con Jesús.
Muchos son los que han querido hacer un guiño sobre María. Por ejemplo en la canción de Tim Rice y Andrew Lloyd del musical Jesus Chirst Superstar donde aparece como la fulana de buen corazón, consoladora de Jesús a quien agradecer la recuperación de autoestima.
Los Monty Pythons en La Vida de Brian lo dejan entrever pero con sus personajes, y resulta que el verdadero poder de Brian y su movimiento, lo tenia su amiga Judith, presentada como galesa y la que le hizo hombre aunque finalmente lo convirtió en mártir.
Recuerdo en muchos países tras el estreno de la última tentación de Cristo, los cristianos se manifestaron en las puertas de los cines repudiando la película de Martin Scorsese, y aunque Jesús aparecía retratado como un hombre normal, esta no era la razón de la reacción de horror y odio sino más bien la representación explicita de unas relaciones sexuales entre Magdalena y Jesús.
Aunque sin duda alguna, la mayor muestra de todas es la novela de Dan Brown "Da Vinci Code" y aunque en unas cosas sigue muy fiel la historia documentada sobre María, en otras traspasa las fronteras de lo irreal.
Dan Brown nos habla de la existencia de un linaje real, y de los descendientes de Jesús, incluso pone nombre a la hija de el "Sara"...esto hay que verlo como ficción debido a que no hay ninguna prueba explicita ni real de su existencia.

También se ha hablado mucho de Leonardo Da Vinci, custodio, maestro del temple, priorato de sion, lo cierto que un genio. Muchas de sus obras esconden secretos para algunos muy relevantes sobre la figura de María y se dice que el cuadro de "La Ultima Cena" es la visión mas palpable de la relación de Jesús y María, y de la envidia que esta despertaba en Pedro, el siempre llamado preferido del Mesías.

Volviendo a nuestro personaje, es posible que María se haya mantenido en una función de servir, como prueba de fuerza, aunque a través de la Historia, su imagen ha ido reflejando la actitud de la iglesia frente a la mujer y la sexualidad de la mujer.La verdad que quien mas ha creado esta supuesta fantasía sobre María Magdalena, ese alguien a sido la propia iglesia.
Su imagen de prostituta arrepentida no tiene nada que ver con lo que cuenta Mateo Marcos, Lucas ni Juan. El personaje que describe el Nuevo Testamento es bastante distinto del que ha conjurado la Iglesia.
Hasta hace poco el personaje estuvo considerado por muchos cristianos como marginal. En los últimos 20 años por el contrario se advierte un cambio de percepción por parte de los estudiosos, además los cuatro evangelios la citan por su nombre.

Cierto es que si nos atenemos exclusivamente a la impresión que comunican los Evangelios parecería que todos los discípulos de Jesús fueron hombres. Sólo en el evangelio de Lucas se menciona que le acompañaban mujeres lo cual podría introducir alguna confusión cuando luego todo se llena de mujeres aparentemente salidas de ninguna parte para ocupar los lugares centrales alrededor de la Cruz.
Es posible que los autores de los Evangelios se viesen obligados a tenerlas en cuenta cuando narran la crucifixión, sencillamente porque no había nadie más allí y La Crónica dependía exclusivamente de ese testimonio presencial.
María Magdalena sugiere su importancia sin excepción ya que su nombre aparece el primero todas las veces que se cita a las seguidoras de Jesús.
Muchos estudiosos creo que María no era mujer sin recursos sino una mujer independiente que podía disponer de sus bienes y con ellos asistía a Jesús y a sus discípulos...hay incluso quien la representa como descendiente de familia real.
Los misterios discutidos pero nunca resueltos de los Evangelios dan una vuelta de tuerca al llegar a los gnósticos en los que el panorama se ilumina hasta dejarlos deslumbrados.

En 1945 fueron descubiertos estos documentos que son más de 50 en la aldea egipcia de Nag Hammadi. Estos textos fueron condenados por la primitiva Iglesia como si tuviesen algún secreto de gran peligrosidad para la institución que estaba en vías de establecerse. Lo que proclaman muchos de estos textos prohibidos es la preeminencia de María Magdalena.
Incluso uno de ellos se titula el Evangelio de María que no es la Madre del Señor sino María Magdalena. Quizás no sea coincidencia que los cuatro evangelios del Nuevo Testamento la marginen y en cambio los heréticos destacan su importancia.
Textos que explican que no era Pedro el elegido como mano derecha de Jesús si no María Magdalena. Ella fue la que reunió a los desalentado discípulos  después de la crucifixión y les devolvió un poco de valor cuando estaban dispuestos a abandonar y volverse a sus casas creyendo haber perdido definitivamente a carismático líder.
Textos que cuentan como Pedro, el gran pescador de la leyenda, el futuro fundador de la Iglesia Católica, odiaba y temía a María aunque mientras el maestro vivió no pudo si no formular alguna que otra protesta contra la extensión de la influencia de esta.
Varios de los textos repiten acaloradas discusiones entre Pedro y María, o las ocasiones en que el primero se empeñaba en preguntar por que Jesús daba muestras de preferir la compañía de la mujer.
Decía María en su Evangelio “dudo de Pedro y le temo porque odia el genero femenino”
En el Evangelio de Tomás se citan unas palabras de Pedro que dicen “Dejad que se vaya María porque las mujeres no merecen la vida”

Otro ejemplo tenemos en el evangelio de Felipe “pero Cristo la amaba más que a todos los discípulos y la besaba a menudo en la boca” , los demás discípulos se molestaron al verlo y le manifestaron su desaprobación diciéndole, “Por que la amas a ella más que a todos nosotros”  a lo que El Salvador les contestó “por qué no os amo a vosotros como la amo a ella”
En este mismo Evangelio también vemos una frase que reza... Eran tres las de siempre andaban con el señor, su madre María, su hermana y la Magdalena a la que llaman su compañera.. Su hermana, su madre y su compañera, las tres se llamaban María y la compañera del Salvador es María Magdalena.
La palabra compañera en esos tiempos significaba consorte mujer o pareja sexual.
Si la Magdalena realmente fue la amante o la esposa de Jesús explicaría su enigmática posición en el Nuevo Testamento.

Las leyendas son el plato fuerte de la vida de María.

Cuentan que tras la crucifixión María junto con sus allegados Marta y Lázaro emprendió con otros seguidores la travesía marítima hacia las costas de lo que hoy es la Provenza... En la leyenda medieval el sur de Francia era por aquel entonces un yermo donde sólo vivían algunas tribus de salvajes paganos, pero en realidad la Provenza formaba parte del Imperio Romano y no de las menos importantes ciudades ya que estaba muy civilizada y prósperaba la colonia romana la griega e incluso la judía.
Pero prácticamente todas las leyendas aseguran que desembarcaron por lo que hoy es Saintes Maries de la Mer, en la Camargue.
Una vez se despidió de la comitiva, sus integrantes emprendieron diversos caminos con el fin de propagar el Evangelio... dice el relato que la Magdalena predicó en aquella misma región convirtiendo a los paganos antes de hacerse ermitaña en una cueva de Sainte-Baume... Al término de su vida unos ángeles la llevaron en presencia de San Maximino, entonces primer obispo de Provenza quién le prestó los últimos auxilios. También se dice que está enterrada en la población que lleva el nombre de El Santo.
Lo cierto que siempre para el cristianismo, los únicos evangelios oficiales han sido los de Marcos, Mateo, Lucas y Juan, escritos a finales del siglo I siendo los testimonios mas antiguos de la vida de Cristo, y desde principios del siglo II fueron considerados los únicos validos, aunque se conocía la existencia de mas evangelios.
Fue hacia el año 190 cuando el obispo Ireneo de Lyon llamo a estos textos apócrifos o sea ocultos, aludiendo a su origen dudoso o a su forma de falsificación de verdaderos evangelios.
Sobre el año 200 se redacta el Canon de Muratori, una lista de libros sagrados que venera la iglesia romana, incluyendo el Apocalipsis de Pedro que más tarde sería considerado apócrifo.
Cerca  del año 300, en el Concilio de Hipona se proclamaba el canon o relación oficial de la Iglesia de Roma que es igual al de hoy en día

En octubre de 2012 se publicó la noticia del hallazgo de un papiro que presuntamente databa del siglo cuarto después de Cristo escrito en copto y del tamaño de una tarjeta de visita
Había sido entregado a la profesora Karen Leigh King de la Universidad de Harvard que lo estudió y difundió.
La profesora le dio el nombre de Evangelio de la mujer de Jesús.
En el texto se lee en boca de Jesús “mi mujer” lo que corresponde al Copto ta hime expresión que se utilizaba para expresar la relación de marido y mujer.

Un hallazgo polémico del que se duda de su veracidad, pero que a sembrado muchas dudas al igual que el evangelio de Judas donde tambien se retrata a nuestra protagonista como compañera del Señor y a Pedro como envidioso, aunque eso ya es otra historia.

María Magdalena....prostituta?...Rotundamente No.
Esposa o compañera de Jesús?...quizás algún día lo sepamos.
Una persona envuelta en grandeza y misterio y muy importante en la vida del Mesias.